Blog
/ Supervisamos a los delincuentes en México con Wialon

Supervisamos a los delincuentes en México con Wialon

28 febrero, 2019
Vera Podosinovik

Alrededor de un mil millones de dólares se gasta en México para mantener a los prisioneros. ¿Es una parte considerable de los gastos públicos, no? La razonabilidad de tales gastos indigna a los contribuyentes. ¿No sería mejor financiar otras esferas no menos importantes como la educación o la salud? Por eso nuestro socio mexicano Lertek decidió encontrar la solución del problema en vez de hacer preguntas. Siga leyendo para conocer cómo garantizar la seguridad fuera de la celda y ahorrar el presupuesto estatal con Wialon.

Arresto domiciliario electrónico

Según los datos oficiales, el 97% de las cárceles en México están llenadas. En realidad, en algunos estados esta cifra alcanza el 150-300%. La falta de las plazas disponibles en las celdas y los gastos crecientes para su mantenimiento han obligado a las autoridades del estado de Nuevo León a revisar el sistema existente. Como parte del experimento, 500 rastreadores fueron puestos a los prisioneros que permanecían bajo arresto domiciliario. Esta idea ya hace mucho tiempo que se utiliza en 50 estados de los Estados Unidos y en Europa y es una alternativa comprobada a la detención. El arresto domiciliario electrónico puede ser aplicado a condenados a penas cortas de prisión, a los sospechosos que están bajo la investigación y las personas que esperan la liberación condicional.

Los resultados esperados por las autoridades locales fueron los siguientes:

  • control permanente a 500 delincuentes (24 horas al día);

  • reducción de los gastos del sistema penitenciario y distribución efectiva de los fondos de los contribuyentes;

  • seguridad pública.

Solución

Lertek fue responsable por la parte técnica del proyecto. Propusieron una solución basada en el dispositivo Gosafe G737: una base fija de control, una pulsera electrónica con una etiqueta RFID y el servicio LBS como fuente adicional para determinar el posicionamiento.

Y así es como funciona:

  • El delincuente recibe una pulsera electrónica que es un rastreador que controla a uno en un espacio cerrado mediante RFID. También determina la ubicación de la persona mediante GPS y torres de proveedores cuando esta persona está fuera de su casa.

  • En casa del delincuente se instala una base fija que lee del rastreador la etiqueta RFID. Esto garantiza que la persona que está bajo arresto domiciliario no salga de casa.

  • Si el delincuente puede salir de casa a una cierta distancia, en Wialon se crean geocercas. El delincuente no tiene derecho a cruzar las fronteras de estas geocercas. 

Es casi imposible quitar la pulsera.

La persona tiene que tener puesta la pulsera: el sensor incorporado funciona a base de la temperatura corporal.

No se puede cortar la correa: está hecha de fibra óptica e informará al sistema de seguimiento sobre el intento de afectar la pulsera.

Si el delincuente intenta quitar o estropear la pulsera, el sistema lo notificará de inmediato al vigilante. La vibración de la pulsera advierte al delincuente sobre la infracción, y así tendrá tiempo para arreglar la situación.

Resultados

Lo más importante es que 500 infractores son monitoreados las 24 horas al día fuera de la celda de la prisión. Aparte de la tecnología también hay factor psicológico: las personas que están bajo el arresto domiciliario entienden que el sistema controla todos sus movimientos y registra cualquier infracción. Como resultado, desde la implementación del programa no hubo casos de fuga de los presos.  

La decisión del socio mexicano resultó ser ventajosa para todas las partes:

  • Las autoridades locales ahorran hasta el 70% del presupuesto para mantener a un delincuente.

  • Los delincuentes permanecen en un ambiente seguro y saludable, por eso volverán fácilmente a llevar una vida habitual.

  • Los contribuyentes pueden dar un suspiro de alivio: el dinero de sus bolsillos se gasta no solo para el mantenimiento de las cárceles.

  • La solución es universal y puede ser aplicada en otras regiones. Las autoridades obtienen una solución efectiva y los desarrolladores obtienen nuevos clientes y beneficios.

A pesar de los cambios positivos, el tema de las prisiones llenas en México y el aumento de los costos para mantenerlas sigue siendo abierto. Por lo tanto, por delante nos esperan más desafíos y aún más soluciones a base de Wialon.

¿Le gustó el proyecto? ¿Necesita más información? Compartiremos los contactos del desarrollador. Si desea contarnos sobre su propio proyecto, escriba a marketing@gurtam.com o llene el formulario en my.gurtam.com.

Fuente de la imagen: https://gosafesystem.com/

¿Te pareció útil este artículo?