Blog
/ Gurtam cumple 15 años

Gurtam cumple 15 años

22 noviembre, 2017
Anna Glonássova

Gurtam cumplió 15 años. De un pequeño negocio familiar, la compañía se convirtió en un fabricante internacional de soluciones en la esfera de rastreo por satélite. 130 países donde viven y trabajan nuestros socios, 180 empleados, 5 oficinas y más de un millón de vehículos por todo el mundo que están bajo el control del software belaruso en tiempo real. Aliakséi Shchurkó, uno de los fundadores de Gurtam, recuerda que al comienzo nadie ha tenido planes globales. A propósito, en aquel momento Aliakséi tenía solo 20 años.

¿Cómo eras 15 años atrás?

— Tenía solo 21 años y era como los demás. No ha cambiado nada: soy igual que todos los demás. Por supuesto, era más joven y por las noches jugaba a Counter-Strike. Vivía bien y no tenía planes ambiciosos. Estudiaba en la Universidad Estatal de Belarús de Informática y Radioelectrónica, no era un estudiante muy activo. Sin embargo, empecé a trabajar bastante temprano, en el tercer año de la universidad ya registré una empresa individual. Era uno de los pocos que iba a la Universidad en mi coche propio, era “Zhigulí”, y uno de los primeros en el grupo que compró un teléfono móvil. Era porque empecé a trabajar temprano. Puedo afirmar que soy adicto al trabajo. Si un proyecto me interesa, tengo ganas de ocuparme de él, si no — me resulta difícil encontrar la motivación. Ahora tengo una jornada de trabajo irregular: puedo trabajar desde las 11 de la noche o todo el fin de semana y después ir a descansar por unos días. Mi trabajo es parte de mi vida, por eso no puedo hablar de él como de algo separado.

— ¿Cómo era entonces la esfera del seguimiento de transporte?

— Era muy distinta, se puede comparar con las compañías de automóviles antes de la llegada de los chinos. Había unas marcas que trabajaban muy lento, después llegaron los chinos ágiles y ofrecieron un producto similar, pero 2 o 3 veces más barato. Lo mismo sucedía en nuestra industria: había 3-4 jugadores en el mercado que trabajaban despacio, después llegamos nosotros y empezamos a apresurar a los demás. Fuimos unos de los que cambiaron el mercado. Ahora el mercado tiene otra etapa de desarrollo, pero Gurtam continúa influyendo en su formación.


— Entonces, ¿qué cambió Gurtam en el mercado?

— Sobre todo es precio, ofrecimos una solución casi 10 veces más barata. Cuando Wialon apareció en el mercado, el coste de seguimiento para un vehículo era de 200 euros, nuestro — de 20 euros. Otra cosa es que Gurtam ofreció a sus socios-integradores ganar y ampliar su negocio. Cada uno de nuestros socios no recibía solo 10% del beneficio como antes, sino unos 80-90%. Gracias a esto, los integradores crecieron rápidamente, y nosotros crecimos con ellos. Una cosa más es que eliminamos la dependencia de marcas y equipos. Antes de nuestra llegada, el software y el hardware eran inseparables, por nuestra parte, ofrecimos a los integradores instalar Wialon a diferentes dispositivos para diferentes proyectos.

Puedo continuar la lista de las novedades. Varias compañías comenzaron a alquilar dispositivos, lo que influyó en el desarrollo de nuestros socios: las inversiones iniciales disminuyeron y los muchachos pudieron dirigir todas las fuerzas hacia el desarrollo. Otro paso importante es que fuimos los primeros en desarrollar una solución web, antes nadie usaba estas tecnologías en nuestro negocio. Los competidores expresaban abiertamente su insatisfacción, pero al cabo de unos años el mercado empezó a imponer sus condiciones. Las soluciones web se hicieron necesarias para cada cliente, pero nosotros fuimos los primeros.

— La compañía Gurtam es conocida por su actitud a los socios. ¿En qué consiste su individualidad?

— Creamos una comunidad. Nuestra compañía fue la primera y sigue siendo una de las pocas que no tienen miedo de establecer las relaciones de cooperación con sus clientes. Nuestra conferencia anual Telematics se convirtió en una plataforma muy conocida para la comunicación en la industria. Cientos de personas vienen a Belarús de todo el mundo. Sé que algunas compañías tratan de no unir a unos clientes con otros, pero nosotros históricamente llamamos a los clientes como socios y los tratamos de manera adecuada.

— Gurtam trabaja en diferentes mercados y con diferentes personas. ¿Cuáles son las diferencias?

— Trabajar con diferentes personas es muy interesante, y las diferencias son realmente obvias. ¿Cuál es el objetivo principal de rastrear el transporte en nuestros países? En los países postsoviéticos y aquellos con una mentalidad similar: África, Medio Oriente, América Latina, todos intentan controlar a los conductores y reducir los costos del transporte. En los mercados desarrollados de Estados Unidos y Europa intentan aprovechar al máximo el transporte y obtener mayores ingresos. Un ejemplo simple de la vida: en nuestros países es imposible entrar en el metro sin billete, pero en Alemania, esto no se controla, pero todos saben perfectamente que hay que comprar un billete porque en cualquier momento pueden entrar los revisores, aunque lo sucede muy raras veces. Como resultado, pagan tanto en nuestros países, como en Occidente, pero el enfoque es completamente diferente. Belarús siempre estaba en el medio, pero estamos moviéndonos hacia Occidente.


— ¿De qué estás orgulloso? ¿Qué hizo Gurtam en los últimos 15 años?

— Hacíamos cosas innovadoras, es muy importante. Si copias, siempre estarás atrás. Nunca me centraba en los competidores, esto distrae. Una vez más, fuimos los primeros en hacer una solución web y pasar de la arquitectura cliente-servidor a la dirección web. Fuimos los primeros en ofrecer el software en alquiler, ahora el mundo solo pasa a tales servicios como SaaS, PaaS.

Hacíamos y seguimos haciendo todo con nuestras propias fuerzas, por ejemplo, el mapa de Belarús. Antes no había Google Maps. Lanzamos el proyecto de mapas Gurtam, que en realidad se convirtió en el primer mapa web de nuestro país. Años más tarde recibí una llamada de los especialistas de Google, en aquel momento Belarús era una mancha blanca en el mapa, y ofrecieron a comprar nuestra solución. Pero les dije que no vendía mi país y les redirigí a Belgeodesia.

Detrás de cualquier innovación están las personas que presentan el valor principal. En esto seguimos nuestro propio camino. Ahora es muy de moda decir que las compañías necesitan constantemente una sangre nueva. Es posible que sea verdad, pero lo que he notado al ver las fotos del 2008 que 8 personas de 10 siguen trabajando en nuestra compañía. Llegaron después de la universidad, cuando Gurtam no tenía tanto éxito, por eso crecimos juntos.

Creo que tenemos una compañía muy chula, aquí es muy interesante trabajar y hay todas las condiciones necesarias. Hay poca burocracia, pero el producto realmente beneficia a todos. Tenemos más de 1000 socios y cada uno de ellos tiene entre 10 y 100 clientes propios. Son como pequeñas compañías con la flota de 10 vehículos, tanto fábricas y empresas grandes. Entre nuestros usuarios hay muchas marcas conocidas: Coca-Cola, LUKoil, Mobil 1. El número de nuestros usuarios en todo el mundo es enorme, esto nos motiva.


— ¿Qué más te motiva en el trabajo?

— El dinero no me motiva, al principio ganaba poco y era suficiente, ahora gano más — no está mal. Me motiva cuando los resultados de mi trabajo usa otra gente y comprendes que estás involucrado en algunos cambios en el mundo. Aunque 15 atrás no intentaba cambiar el mundo.

— Cualquier compañía es reflejo de su líder. Aliakséi, ¿qué rasgos propios para ti ves en los empleados?

— Hay de todo. Es como con los niños, miras y entiendes: ¡aquí está tu problema! A veces miro a los empleados y descubro a mi mismo. ¿Qué me gustaría ver? Multifuncionalidad, para que exista conciencia y comprensión de la gama de cuestiones. Trabajar con el principio de "esta es mi área de responsabilidad, el resto no me importa" no es para Gurtam. Exijo multifuncionalidad, el resto vendrá.

Además, todos nosotros tenemos una característica común: la disposición a cambiarse. Estamos acostumbrados a los cambios rápidos, es nuestro principio de trabajo. ¿En qué pierden las compañías grandes? Creen procesos de negocio, hacen planes a largo plazo y si algo sale mal, se hace difícil introducir modificaciones. Tratamos de mantener el espíritu de startup.

— ¿Cómo quisieras ver la compañía dentro de 15 años?

— Me cuesta hacer predicciones. Estoy acostumbrado a hacer planes para dos años, y a menudo se realizan. Por ejemplo, he planeado obtener los primeros clientes de flespi para finales de este año y esto ya se ha cumplido. Lo que sé exactamente es que desarrollamos las herramientas que son el futuro del mundo. Ya estamos cambiando el mundo y continuaremos haciéndolo.

— ¿Qué desearías a los empleados?

— Siempre hay dos caminos que seguir — un camino más simple y uno más complicado. Gurtam siempre elige las aventuras. ¡Deseo que todos sean felices y hagan lo que les realmente complazca!

¿Te pareció útil este artículo?